El proyecto de reciclaje de ropa de Cáritas ” Moda Re-” recogerá este año 40.000 tones de ropa en España.

El proyecto de reciclaje de ropa de Cáritas ” Moda Re-” recogerá este año 40.000 tones de ropa en España.

El proyecto de reciclaje de ropa de Cáritas ” Moda Re-” recogerá este año 40.000 tones de ropa en España.

Moda Re-, la iniciativa liderada por Cáritas de reciclaje de ropa de segunda mano, recogerá este año 40.000 toneladas de ropa. Así lo anunció Ruben Requena, coordinador del proyecto, en la ponencia que impartió en el salón Municipàlia celebrado en Lleida esta semana. Ante responsables municipales de varios ayuntamientos explicó las características del proyecto.
Ruben Requena aseguró que actualmente cuentan con 4.500 contenedores y dan trabajo a 750 personas en todo el Estado. El 60% de la ropa que se recoge se reutiliza en las tiendas, el 35% se recicla haciendo hilo para confeccionar nuevas piezas y el 5% se va a valorización energética (combustión para producir energía).

Ruben Requena aseguró que una de las apuestas de futuro del proyecto es aumentar la ropa que se recicla. “Estamos trabajando con grandes marcas de ropa para que utilicen el hilo que producimos a partir de la ropa reciclada para confeccionar nuevas piezas”, explicó.
Por su parte, Albert Alberic, responsable del proyecto en Cataluña, indicó que “nuestra principal motivación es la reinserción laboral y la dignificación de la entrega de ropa a personas necesitadas”.

Alberic destacó que Càritas tiene 90 tiendas de ropa en todo el Estado “pero queremos crear lugares de trabajo en todas las fases del proceso”. En la actualidad, Cáritas tiene tres plantas de tratamiento de la ropa que recoge. Una de ellas, en Sant Esteve Sesrovires, da lugar a cien  personas.

Alberic destacó que “la influencia del fast-fashion hace que se produzca más ropa pero de peor calidad”. Y esta línea explicó que “la ropa que se recoge en el contenedor representa el 10% del textil que se desecha”. Es decir, que el 90% de la ropa que se tira acaba en el vertedero.
El ponente anunció que la reforma de la normativa europea de reciclaje de residuos podría hacer que los municipios tengan la obligación de reciclar también el textil en los años próximos.

Para acabar, Ruben Requena, se mostró optimista de cara al futuro, puesto que “las nuevas generaciones, muy concienciadas por el cambio climático, consumirán más ropa de segunda mano”.

FJRiR